Creación de imágenes digitales


La labor de digitalización tiene como finalidad última la conservación del material y permitir un acceso remoto del mismo a investigadores y público en general, tanto a escala nacional como internacional. Esta técnica permite la catalogación y el estudio del material sin necesidad de ser manipulado.

El equipo sigue los protocolos y la metodología generalmente utilizados en las colecciones papirológicas. Empleamos una cámara fotográfica réflex con macro de última generación, equipo de iluminación con luz fría, regla y escala de color. Cada fotografía se toma en formato RAW, y en el espacio de color Adobe RGB, a una temperatura de unos 4.800-5.000 K. Para el procesamiento de las imágenes empleamos el programa CaptureOne PRO Version 3.6 de Phase One. La imagen se almacena en formato JPEG a 72, 150 y 300 píxeles por pulgada, y en formato TIFF a 600 píxeles por pulgada. Las imágenes en formato JPEG están destinadas a ser utilizadas en la URL de cada papiro catalogado.